Gracias por visitar nuestro sitio web, esperamos poder ayudarle.
DOS VACUNAS LOGRAN PREVENIR LA INFECCIÓN DEL VIRUS ZIKA EN ANIMALES | E-plagas.com
349617
post-template-default,single,single-post,postid-349617,single-format-standard,eltd-cpt-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,moose-ver-1.8, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_with_content,width_370,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

DOS VACUNAS LOGRAN PREVENIR LA INFECCIÓN DEL VIRUS ZIKA EN ANIMALES

Dos compuestos probados en ratones han demostrado prevenir la infección de este virus. Los resultados muestran el camino para una vacuna

Quizá no esté disponible para los próximos juegos de Río, pero es más que probable que la vacuna del Zika está mucho más cerca hoy que hace unos meses. Dos estudios que se publican en la revista «Nature» y en «Nature Communications» presentan los primeros resultados de compuestos contra este virus que está causando el pánico en Brasil.

En el estudio publicado en «Nature», coordinado por Dan Barouch, del Beth Israel Deaconess Medical Center y del Harvard Medical School (EE.UU.), se demuestra que una única dosis de cualquiera de los dos tipos de vacuna analizadas en este trabajo parecía proteger a los ratones frente el virus Zika. En concreto, los ratones inoculados con el virus Zika permanecieron totalmente protegidos entre cuatro u ocho semanas después de haber recibido las inoculaciones. La investigación sugiere que vacunas similares para humanos podrían conferir una protección similar.

En el trabajo publicado en «Nature Communications» se ha demostrado por vez primera en macacos que los animales eran susceptibles a la infección por el virus Zika. La cepa del virus Zika utilizada en este estudio está estrechamente relacionada con las cepas que circulan actualmente en América. Estos resultados implican la disponibilidad de un nuevo modelo animal de infección que puede ser usado para estudiar la patogénesis del virus Zika y para probar posibles terapias.

La infección causada por el virus Zika durante el embarazo puede dar lugar a microcefalia y otros defectos congénitos graves en el feto, por lo que el desarrollo de una vacuna segura y eficaz es una prioridad de salud global. Los científicos dirigidos Barouch han diseñado una de las dos vacunas, una vacuna de ADN, que contiene fragmentos genéticos de una cepa del virus Zika que circuló recientemente en Brasil para obtener la respuesta inmune. La segunda vacuna está hecha de un virus purificado e inactivado que circuló recientemente en Puerto Rico y ha sido desarrollada por investigadores del Instituto de Investigación Walter Reed Army, Silver.

Cepa brasileña

En una primera fase de experimentos con ratones, los investigadores establecieron que los anticuerpos específicos del virus eran inducidos por la vacuna de ADN. A continuación, inyectaron cualquiera de las dos vacunas experimentales a dos nuevos grupos de ratones. Cuatro semanas más tarde, los ratones que habían recibido la vacuna de ADN fueron expuestos a la cepa del virus Zika brasileña causante de defectos de nacimiento en los ratones fetales análogos a los observados después de la infección fetal Zika en los seres humanos. Los resultados mostraron que no había replicación del virus detectable en ninguno de los ratones vacunados.

En cuanto a los animales que recibieron la vacuna de ADN, también fueron expuestos al virus ocho semanas más tarde. Y también fueron protegidos ante la infección. La vacuna de virus inactivado también protegió a los ratones de la infección Zika. Por otra parte, los niveles de anticuerpos Zika específicos detectados en los ratones parecían correlacionarse con una protección contra la infección.

La infección causada por el virus Zika durante el embarazo puede dar lugar a microcefalia y otros defectos congénitos graves en el feto

Los investigadores han señalado que las vacunas de ADN y de virus inactivado se han desarrollado para prevenir la infección del virus del Nilo occidental, del dengue y la encefalitis transmitida por garrapatas, todos ellos de la misma familia del Zika. «Nuestros resultados proporcionan optimismo ante el posible desarrollo de una vacuna segura y eficaz para los seres humanos», escriben.

En el estudio publicado en «Nature Communications», los investigadores dirigidos por David O’Connor de la Universidad de Wisconsin–Madison (EE.UU.), inocularon un virus Zika de linaje asiático, estrechamente relacionado con las cepas que circulan actualmente en Brasil, a ocho macacos rhesus inmunocompetentes (dos de las cuales estaban embarazadas). Todos los animales se infectaron y los investigadores detectaron los anticuerpos dirigidos contra el virus a partir del 21. La inoculación de los mismos animales con una cepa similar de virus Zika diez semanas después de la primera inoculación no causó una reinfección detectable, lo que indica que los animales desarrollaron una respuesta inmune que los protegía contra el segundo virus.

Tenemos una buena noticia para la mayoría de la gente: Si no está embarazada y no piensan quedarse embarazadas, es probable que no necesite preocuparse acerca de ZikaO’Connor

«Esta es una buena noticia para el diseño de vacunas -señala O’Connor-. Sugiere que el tipo de inmunidad que se produce naturalmente es suficiente. Si se puede imitar en una vacuna, es probable sea eficaz».

Sin embargo, sus resultados también revelaron un contraste en la duración de la infección entre los animales embarazados y los que no lo estaban. El virus persistía en la sangre de las monas embarazadas de 30 a 70 días. «Tenemos una buena noticia para la mayoría de la gente: Si no está embarazada y no piensan quedarse embarazadas, es probable que no necesite preocuparse acerca de Zika -afirma O’Connor- Pero mi preocupación por el virus Zika en el embarazo es mucho mayor de lo que era hace seis meses», reconoce.

Una posible explicación para la persistencia del virus en el embarazo es que el sistema inmunológico de las futuras madres está demasiado comprometido y que simplemente no es capaz de eliminar el virus tan rápido. «La otra hipótesis, más provocativa, es que indica que hay infección en el feto, y lo que estamos observando en la sangre materna es el trasvase de virus del feto de nuevo en el torrente sanguíneo de la madre», señala O’Connor. «Si eso es así, sugiere que existe una infección prolongada en el feto que dura mucho más que la infección de la madre».

Los investigadores creen estos datos proporcionan un modelo animal relevante para el estudio de la patogénesis y la evaluación de posibles terapias.

Fuente



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Términos de Uso

ACEPTAR
Aviso de cookies