Jueves , 31 julio 2014
     
CatalanChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanPortugueseRussianSpanish

              Teléfono Gratuito
      900 264 462
               Teléfono Oficina
      917 264 278

Ratas y ratones: enfermedades transmitidas

"RATAS ENFERMEDADES1 Ratas y ratones: enfermedades transmitidas"Sabía usted que las ratas transmiten enfermedades altamente peligrosas, entérese de cómo controlarlas y la forma correcta de realizar la limpieza y desinfección de las áreas expuestas a estos roedores.

Los roedores como las ratas y ratones se destacan entre las especies de vertebrados que se han aclimatado al entorno humano, que invaden casas e instalaciones, contaminan o consumen los alimentos y han llegado a constituir un riesgo para la salud humana.

Estos animales son portadores de enfermedades y parásitos, arrasan y contaminan las cosechas, las instalaciones de almacenamiento y embalaje, y ponen en riesgo los procesos y productos alimenticios.

Es importante que servicios de alimentos de cualquier índole y las industrias alimentarias, tomen en consideración que estas plagas son altamente atraídas por su sentido del olfato hacia todo lugar donde se almacenan alimentos, además tienen poca habilidad visual pero su sentido de la vista es muy sensible a los cambios de luz, es por eso que prefieren los lugares oscuros y tienen hábitos nocturnos.

 Hantavirus: Enfermedad mortal

Son un grupo de virus que se encuentran en individuos de ciertas especies de roedores. Algunos hantavirus pueden causar una enfermedad poco común pero mortal llamada síndrome pulmonar por hantavirus, conocida como SPH.

El síndrome pulmonar del Hantavirus es una seria y a menudo letal enfermedad respiratoria. Se ha presentado en varias partes del mundo y en Costa Rica recientemente se reporto un caso, el cual sería el tercer caso presentado en nuestro país.

Los roedores pueden expulsar los hantavirus en la saliva, heces y orina. Los animales infectados los transportan de semanas a años, y a veces, de por vida. También son posibles las infecciones transitorias. Los animales recientemente infectados suelen expulsar mayores cantidades de virus.

Las personas pueden contraer el SPH cuando:

- Inspiran los hantavirus: cuando pequeñas partículas producidas por los heces u orina se aerosolizan y son transportadas por corrientes de aire.

- Tocar la orina, excremento o nidos de ratones o ratas y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca.

- Mordedura de ratón o rata.

- Limpiar de forma inadecuada la orina, excremento o nidos de ratones y ratas.

- Trabajar en áreas altamente expuesta a ratas y a ratones.

El virus tiene un periodo de incubación de 1 a 6 semanas después de haber estado en contacto con ratones o ratas infectados con hantavirus.

Aproximadamente entre el 50 y el 60% de los infectados mueren; esto depende de cómo se desarrolle el virus en cada persona, relacionado con la calidad de las defensas del afectado.

La herramienta más efectiva para controlar estas enfermedades es el control de plagas con una empresa certificada  y por medio de la correcta limpieza y desinfección.

" Ratas y ratones: enfermedades transmitidas"

Técnica de limpieza y desinfección

- Uso de cubrebocas: evita inhalar las partículas del virus expuesto.

- Uso de guantes preferiblemente desechables.

- Es preferible rociar las superficies con agua y algún detergente, no realizar la limpieza en seco. Se limpia con una toalla desechable.

- Luego de esto se desinfecta el área, esperando 15 min a que el desinfectante pueda actuar. Una vez realizado este procedimiento secar con toalla desechable.

- Una vez finalizadas las actividades de limpieza y desinfección se recomienda lavado de manos correcto y la higiene de la persona.

- Evitar el uso del trapito, ya que al ser altamente peligroso, este virus puede quedar en el trapito y servir como fuente de contaminación cruzada.

Otras recomendaciones:

- Recoger todos los restos de alimentos, dejar bien cerrados los alimentos en las bodegas, ningún alimento en el suelo.

- Tener una buena disposición de la basura con el fin de que no haya presencia de roedores que les atraiga el olor, así también contenedores de un material que sea lavable, que se pueda desinfectar, y que cuente con su debida tapa ajustable.

- Todos los agujeros y daños en las estructuras deben ser debidamente reparados, con el fin de no dar lugar a que puedan ingresar.

- No almacene cajas de cartón, no tenga objetos en desuso ni guarde objetos que ya no sirven.

- Limpie los jardines

- Fumigación periodica

Sin embargo las ratas portan otros tipos de virus y parásitos que manifiestan otras enfermedades identificadas. A continuación se presentan algunas de ellas:

Leptospirosis:

- Se transmite por la orina y heces de las ratas

- Cuadro clínico: similar a una gripe con fiebre alta, escalofríos, sudoración, dolores de cabeza, dolores musculares y en la región lumbar.

- Segunda fase con mayor gravedad: manifestaciones renales tales como niveles altos de proteínas y presencia de sangre en la orina, lesión hepática que se manifiesta por ictericia.

Teníais:

- Infestación del tubo digestivo por tenias, gusanos planos. Las tenias producen millones de huevos diariamente, que son evacuados con las heces.

- Se transmite al comer carne de animales con gusanos y mal cocida.

- No se presentan síntomas

Triquinosis:

- Enfermedad parasitaria, producida por un nematodo denominado Trichinella spiralis, la cual se encuentra en las heces de las ratas.

- La infección ocurre generalmente por ingestión de larvas enquistadas en los músculos, éstas se liberan en el estómago y maduran en el intestino delgado.

- Síntomas: diarrea, náuseas, vómitos, fiebre moderada y dolor abdominal.

Toxoplasmosis:

- Ocasionada por un parásito intracelular llamado Toxoplasma gondii.

- Fuente de infección primaria,  son las heces de las ratas

- La toxoplasmosis puede causar infecciones leves y sintomáticas, así como infecciones mortales que afectan mayormente al feto, recién nacidos, ancianos y personas vulnerables.

- Síntomas comunes: dolor de cabeza, dolores musculares, inflamación de los ganglios linfáticos.

Fuente